En Flux Financiera preocupados por la salud financiera del público en general, queremos alertar sobre la problemática que representa en México y el mundo ser víctima del fraude financiero, desde nuestra experiencia.

Con la llegada del internet, se han generado grandes avances tecnológicos y nuevas formas de relacionarnos, y como es natural, nacen también nuevos retos. Uno de los más grandes es precisamente el fraude financiero y dentro de éste existe una de las modalidades más comunes, la “suplantación de identidad”, misma que en los últimos años se ha convertido en el delito de mayor crecimiento, de acuerdo datos del Banco de México, este delito ocupa el octavo lugar a nivel mundial. Así mismo, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF) informó que, en México, entre el 2019 y 2020 se detectaron 174 instituciones financieras que han sido suplantadas.

La suplantación de identidad es “la apropiación de la imagen e información de una empresa o persona con el fin de asumir su identidad ante el público en general, para acceder a información o recursos con la finalidad de estafar, obtener información personal, contraseñas y otros beneficios de forma ilegal”. El rubro financiero, es uno de los más vulnerables a este tipo de delitos, y cuando se atraviesa por una crisis económica, no es raro ver cómo incrementa dicha actividad.

Un hecho confirmado por Santiago Nieto Castillo, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) quien confirma el aumento en los delitos de fraude financiero y usurpación de identidad durante los meses de confinamiento por la pandemia.

Nuestra experiencia

En Flux Financiera, con más de 10 años en el mercado, brindando servicios de factoraje financiero a PyME´s  y autorizados para realizar actividades financieras por la CONDUSEF, supervisados por CNBV, con certificaciones y el respaldo de distintas entidades del sector como: ASOFOM, CROWE y HR Ratings. Nos convertimos en una entidad atractiva de suplantación para quienes se dedican a este tipo de fraudes. Para la segunda mitad del 2020, cuando los estragos de la pandemia se hacían cada vez más patentes, recibimos el llamada de una persona que estaba interesada en conocer el estatus de su solicitud de crédito personal, le  informamos de manera detallada que este servicio no formaba parte de nuestro portafolio y decidimos investigar cómo es que se había llegado a instancia.

Modus Operandi de la suplantación de identidad de Flux Financiera

De acuerdo a esta primera persona y que posteriormente le siguieron varias más, se detectó que los defraudadores se promocionan a través de una página de empresa en Facebook, donde se ofrecen préstamos personales gestionados vía WhatsApp y como parte del proceso de aprobación del crédito, solicitan un depósito por concepto de gastos legales de contratación y gestión, parte del fraude es tranquilizar al usuario/a alegando que éstos serán reintegrados una vez liberado el crédito.

Nuestras acciones

Preocupados por la suplantación de nuestra identidad, así como de todos aquellos que pudieran ser víctimas de ello, tomamos todas las medidas acordes a la ley y notificamos de inmediato a la CONDUSEF, a la PROFECO y se levantó una denuncia de hechos ante el ministerio público donde se turnó a la policía cibernética para su atención. La CONDUSEF se da por enterada y PROFECO recomienda informar a la CNBV sobre el hecho. Por ser la entidad supervisora de Flux Financiera.

Informamos a través de nuestra página web y canales de comunicación internos y externos que la entidad no brinda ese tipo de servicios y alertamos al público en general a no dejarse engañar.

A la fecha seguimos atendiendo solicitudes de información de posibles afectados, se ha reportado a Facebook la existencia de una página fraudulenta que suplanta la identidad y es por ello que creemos de gran importancia informar a nuestros visitantes y ayudarlos a prevenir ser víctima de un fraude financiero, compartiendo nuestras recomendaciones para enfrentarlo.

Canales de Fraudes financieros y señales de alerta

Primero, es importante identificar los canales que utiliza el fraude cibernético para llevar a cabo sus actividades delictivas, de acuerdo a la CONDUSEF, son las siguientes:

 Correo SPAM

El correo basura es un mensaje enviado a varios destinatarios que usualmente no lo solicitaron, con fines publicitarios o comerciales. El contenido del mensaje te invita a visitar una página o descargar algún archivo donde en realidad es la puerta a un virus que roba la información de tu dispositivo.

Smishing

Son mensajes SMS enviados por teléfono móvil con la finalidad de que visites una página web fraudulenta. Con esto se puede obtener tu información bancaria, para realizar transacciones a tu nombre.

Phishing

En el phishing o suplantación de identidad, se suplanta comúnmente a una institución financiera, con un mensaje indicando error en la cuenta bancaria de la víctima, y al ingresar los datos, se obtiene información confidencial como: números de tus tarjetas de crédito, claves, datos de cuentas bancarias, contraseñas, etc.

También existe el phishing telefónico (vishing), en donde se simula ser empleados de alguna institución y se persuade a la víctima a entregar información confidencial con la excusa de que sus cuentas están registrando cargos irregulares.

Pharming

Se dirige a una página de internet falsa mediante ventanas emergentes, para robar información y típicamente suelen usar leyendas similares a esta: ¡Felicidades, eres el visitante un millón, haz clic aquí para reclamar tu premio!

Suplantación de identidad de SOFOMES

Dentro del modus operandi es la utilización de canales como Facebook, Messenger o WhatsApp, los canales más susceptibles a la suplantación de identidad. Muestran una página o perfil web con logotipos de la empresa, nombre, incluso logos de la CONDUSEF y otros datos de la SOFOM suplantada. Defraudando a los usuarios mediante el pago anticipado de un porcentaje del crédito a otorgar. En algunas ocasiones, los usuarios entregan datos personales y financieros a una entidad no financiera, mismos que pueden ser utilizados de manera indebida.

Nuestras recomendaciones de precaución para evitar ser parte de un fraude financiero de cualquier índole.

  • Protección para tu dispositivo: Instalar en la computadora o dispositivo un antivirus eficiente es una medida básica de protección contra amenazas y fraudes cibernéticos.
  • Actuar con precaución al navegar por internet: No dar “clic” o abrir vínculos o páginas sospechosas por cualquier medio es una medida de precaución para no dar pie a que externos tengan acceso a tu información.
  • Utilizar medios confiables: Sobre la descarga de aplicaciones, realizarlo únicamente por medio de las tiendas y desarrolladores oficiales.
  • Considerar como claras señales de alerta que: Las empresas y bancos jamás solicitan los datos financieros o números de tarjetas de crédito por teléfono o internet, cuando no sea el usuario quien inicie una operación.
    • Ningún banco o institución financiera solicita un pago o comisión por gestión de servicios.
    • La presión o la premura son actitudes de quienes realizan este tipo de fraudes, pues persuaden con tácticas alarmistas o solicitudes urgentes para no permitir al usuario/a pensar mejor la situación.
  • No dar información a medios sospechosos: No se debe responder a mensajes de correo que te dicen haber ganado un premio, viaje o sorteo, ya que generalmente solicitan antes los datos personales del usuario para otorgar el supuesto premio.
  • Al entrar a un sitio web, verificar: Que dicho sitio en el que se navega cuente con un candado cerrado en la barra de direcciones.
  • En caso de la suplantación en SOFOMES: Verificar los datos del registro ante la CONDUSEF, dirigirse al sitio web oficial de la institución y hacer una investigación antes de tomar cualquier acción. Dirígete a https://www.condusef.gob.mx/ o envíanos un correo a la siguiente dirección para mayor información:  clientes@fluxfinanciera.com

Recomendaciones para enfrentarlo

  • Mantener la calma es el primer paso, una vez que se han detectado las señales de alarma, se debe mantener la tranquilidad y no enfrentar la situación con violencia.
  • Abstenerse inmediatamente de interactuar con el/la o los sospechosos y entregar ningún tipo de información o pago.
  • Recalcamos que las instituciones financieras NO COBRAN por gestionar o tramitar los créditos.
  • Hacer una investigación de los datos proporcionados por los sospechosos, acudir a sitios oficiales. Los canales oficiales de la CONDUSEF son: https://www.condusef.gob.mx, teléfono 01 800 999 80 80 Twitter: @CondusefMX y Facebook: condusefoficial y ponerse en contacto con las entidades financieras a través de sus canales oficiales.
  • Denunciar el hecho ante las autoridades pertinentes, así como a las instituciones suplantadas. 

Al conocer nuestra experiencia y a través de nuestras recomendaciones, esperamos que nuestros visitantes sean capaces de identificar un fraude antes de convertirse en víctimas y que compartan este artículo a sus conocidos, familiares o amigos para concientizar de esta problemática y ayudar a  enfrentarla.