Muchos sectores de la economía se han visto afectados a causa del coronavirus, para los sectores del comercio y el retail la demanda de ciertos productos disminuye y en otros aumenta de manera desproporcionada, afectando el ciclo operativo, de ventas y por supuesto el financiero, sin embargo, las empresas mejor libradas no serán las de mayor tamaño, sino las que se están adaptando mejor al comportamiento del consumidor.

Antes de la pandemia, el retail ya se encontraba en un proceso de cambio ocasionado por una crisis de identidad que obligaba a la industria a reinventarse, sobre todo en la conexión que existe entre la marca y el consumidor, siendo el eCommerce y los cambios generacionales los factores que han determinado el camino a seguir. El impacto que la pandemia está generando es principalmente acelerar ese proceso evolutivo.

eCommerce en tiempos del coronavirus.

Se estima un crecimiento del 60% del eCommerce en México para finales del 2020 según distintas fuentes, entre ellas, la Consultoria IDC, asegurando que éste incremento representa el doble del crecimiento que tuvo este sector en los últimos dos años. Sin embargo, depende del segmento, los productos de farmacia, abarrotes, higiene personal, limpieza, alimentos para mascotas, productos digitales (como música, películas y videojuegos) y servicios de comida han aumentado su demanda hasta un 300%. Las grandes marcas saben cómo lidiar con la situación, según el director de Supply Chain de Walmart de México y Centroamérica (Walmex) durante el primer trimestre del año las ventas de Walmex se incrementaron a una tasa anual de 12.9%, para alcanzar los 169,957 millones de pesos. Tan sólo en México, suma 2,574 tiendas en todos los formatos de las 3,416 del total que tiene en la región, su crecimiento fue de 10.8 % y su principal estrategia de venta ha sido la omnicanalidad, donde el comercio electrónico ha sido la pieza clave del éxito.

El estado de la  digitalización en PyME´s.

Sin embargo, para las PyME´s, la digitalización ha significado un reto, pues según analistas uno de los frenos más comunes para los micro, pequeñas y medianas empresas al tratar de digitalizarse de manera acelerada durante la crisis ha sido la falta de conocimiento y los escasos programas que articulan el enlace entre el empresario, la plataforma y el mercado. A partir de la contingencia entidades como la Organización de Estados Americanos (OEA), la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO) y marcas como eBay o Google han lanzado iniciativas para ayudar a la digitalización de las empresas. La OEA, lanzó el programa emprende.mx que junto a la Secretaría de Economía se busca digitalizar a más de 100,000 emprendimientos mexicanos en 2020.

Pues en México sólo 10% de los negocios está digitalizado y de éstos ocho de cada diez no supera los dos años de vida. Según Richard Trinder; Director de soluciones para PyMEs de Google México, cerca del 50% de éstas no contaba con una página web antes de la emergencia sanitaria.

Como podemos ver, la digitalización se ha convertido en un proceso necesario para la supervivencia de las empresas y en el mundo del retail, el eCommerce es la vía más segura hacia el crecimiento. Llama la atención que según datos del INEGI, el 95.4% de las PyME´s no participa en cadenas globales de valor, lo que significa que no están listas para operar a nivel internacional, una solución es obtener financiamiento, aunque las alternativas que existen no precisamente están hechas para quienes más lo necesitan.

En Flux Financiera creemos en la tecnología y el talento de las pequeñas y medianas empresas de México, es por ello, que nuestro propósito es apoyar a éstas empresas mediante nuestros servicios de factoraje financiero, brindamos acompañamiento y liquidez a las empresas  para hacer realidad la visión de sus esfuerzos.