Una parte importante de un plan de negocios en las empresas debe ser mejorar la posición financiera de la organización. A continuación, daremos algunas acciones que pueden ser de gran utilidad para lograrlo:

Obtener la asesoría de un profesional.

En las Pequeñas y medianas empresas es muy común contar con poco conocimiento de las distintas disciplinas que conforman el negocio, pues en su gran mayoría son empresas familiares donde los puestos de trabajo no se concedieron por conocimiento, sino basados en la confianza. Para tener un panorama real de la empresa y su rubro, es necesario consultar con expertos financieros que aporten acciones hacia la salud financiera mayor flujo de efectivo.

Recuperar deudas pendientes.

Perseguir tantos pagos pendientes como se pueda. Si no se tiene tiempo para operarlo dentro de la organización, existen agencias de cobro que pueden ayudar.

Siempre se debe contar con una condición de acuerdo de venta antes de realizarla. Esto le da al comprador sus términos y condiciones, que incluyen:

  • ¿Cuánto tiempo tienen para pagar la deuda?.
  • Cualquier porcentaje que se aplicará a los pagos atrasados.

Reorganizar los gastos.

Se puede determinar los gastos que podrían reducirse o reorganizarse, como por ejemplo:

  • Organizar un plan de pago diferido o periódico para gastos mayores.
  • Cambiar de compañía de seguros, bancos o proveedores para obtener un mejor trato.
  • Cambiar a opciones más baratas para consumibles como la energía.

Vender o arrendar activos.

Vender activos no deseados puede ser una buena manera de obtener algo de efectivo y reducir los costos de almacenamiento. Considerar además arrendarlos también si la desocupación es momentánea. Esto puede ayudar a recuperar la deuda si un comprador no paga o se declara insolvente.

Ofrecer rebajas o aumentar los precios.

Se pueden aplicar rebajas a productos o servicios para atraer ventas o mover excedentes o productos descontinuados. Aumentar sus precios es una opción muy viable si el negocio enfrenta costos crecientes. Ya sea que la empresa ofrezca rebajas o aumente los precios, debe asegúrese de cumplir con la legislación de precios.

Consolidar deuda.

Analizar las deudas actuales y moverse hacia la posibilidad de combinarlas en una sola. Al refinanciar la deuda actual, asegúrese de obtener el mejor trato.

Ofrecer opciones de pago adicionales.

Ofrecer opciones de pago adicionales puede abrir diferentes mercados y mejorar los resultados. Algunos de los canales son el crédito, comercio electrónico o sistemas de pago como PayPal.

Mejorar el flujo de caja.

Hay formas simples de mejorar su flujo de caja, como Asegurándose de enviar una factura correcta al momento de la compra y dar seguimiento de los pagos pendientes de los clientes tan pronto como sea posible.

Estas acciones son sólo algunas de las más comunes para mejorar la posición financiera del negocio, si deseas tener más información, consulta nuestros artículos relacionados.