La administración financiera puede resultar un desafío para cualquier propietario de una pequeña o mediana empresa si no es mucha su experiencia en la gestión de las finanzas comerciales, más aún, si existen malos hábitos en sus finanzas personales.  Es por esto, que el paso más importante para el éxito de tu negocio será educarte y pedir la opinión de especialistas en la materia.

Al comprender las habilidades básicas necesarias para administrar una pequeña empresa, como realizar tareas simples de contabilidad, solicitar un préstamo o redactar estados financieros, los propietarios de empresas pueden crear un futuro financiero estable. Además de la educación, mantenerse organizado es un componente importante de la buena gestión del dinero.

“Es imposible exagerar la importancia y el beneficio de realizar un seguimiento adecuado de su información financiera durante todo el año”.

A continuación, en Flux Financiera te compartimos algunas medidas que te pueden salvar de una mala administración financiera:

Págate a ti mismo

Alexander Lowry, profesor y director del programa de maestría en ciencias en análisis financiero de Gordon College, dijo que los propietarios de pequeñas empresas no deben pasar por alto su propio papel en la empresa, pues especialmente al principio, no se pagan a sí mismos”, dijo. “Ellos creen que es más importante poner en marcha el negocio y pagar a todos los demás. Si sueles tener el hábito de mezclar tus finanzas personales con las de la empresa, asegúrate de pagarte a ti mismo antes de convertirte en tu peor acreedor.

Invierte en crecimiento

Es de vital importancia reservar dinero y buscar oportunidades de crecimiento. Esto puede permitir que tu negocio prospere y avance en una dirección financiera saludable, te recomendamos visualizar el futuro de tu empresa a cinco años y realizar un plan comercial y financiero para lograr estar a la vanguardia de las tendencias del mercado que te permitirán identificar las mejores oportunidades para tu crecimiento. ¡Invertir en el futuro es tu mejor inversión!

Tener una buena estrategia de facturación.

Cada propietario de un negocio tiene un cliente con fechas de pago demasiado prolongadas o que constantemente se atrasa en sus pagos. Administrar las finanzas de las pequeñas empresas también significa administrar el flujo de efectivo para garantizar que tu empresa esté operando a un nivel saludable en el día a día.

“Demasiado efectivo inmovilizado en facturas puede conducir a problemas de flujo de efectivo, una de las principales causas de fracaso comercial”,

Si tienes estos problemas, contacta a uno de nuestros asesores y te brindamos asesoría sobre Factoraje Financiero y cómo éste puede ser la solución ideal para estos casos.

Establece buenos hábitos financieros

El establecimiento de protocolos financieros internos tan simples como bloquear el tiempo establecido para revisar y actualizar la información financiera, puede ser muy útil para proteger la salud financiera de tu negocio. Mantenerse al día con tus finanzas puede ayudarte a mitigar los riesgos a corto y largo plazo.

Las PyME´s a menudo están limitadas por el tiempo y el flujo financiero, además de tener inferiores capacidades tecnológicas en muchos casos, pero no debería impedir que ningún propietario implemente algún tipo de control interno.

Construir un fondo de emergencia

Una regla básica, es tener un gasto de vida de tres a seis meses en un fondo de ahorro de emergencia. ¿estás preparado?, es posible que necesites tener un fondo de emergencia aún más grande, en caso de que su negocio se desacelere o en caso de que haya fluctuaciones estacionales en el flujo de caja.