De acuerdo a lo señalado por la AMEFAC, Asociación Mexicana de Factoraje Financiero y Actividades Similares, A.C., el Factoraje “es un mecanismo de financiamiento a corto plazo que apoya el crecimiento de las Empresas, obteniendo el pago anticipado de las cuentas por cobrar de ventas a crédito de los clientes. Aquella actividad en la que mediante contrato que celebre la empresa de factoraje con sus clientes (cedentes), personas físicas o morales que realicen actividades empresariales, la primera adquiere de los segundos derechos de crédito relacionados a proveeduría de bienes, de servicios o de ambos, a un precio determinado o determinable”.

A efectos de un convenio, “contrato de factoring” significa un contrato celebrado entre una parte (el proveedor) y otra parte (el factor) en virtud del cual:

   A. El proveedor puede o deberá ceder a los factores, cuentas por cobrar derivadas de los contratos de venta de bienes entre el proveedor y sus clientes (deudores) distintos a los de la venta de bienes comprados para su uso personal, familiar o doméstico;

B. El factor realiza al menos dos de las siguientes funciones:

    • Financiamiento para el vendedor, incluidos préstamos y pagos anticipados.
    • Mantenimiento de cuentas (administración) relacionadas con las cuentas por cobrar.
    • Cobro de cuentas por cobrar.
    • Protección contra el incumplimiento en el pago por parte de los compradores.

C. La notificación de la cesión de las cuentas por cobrar se realizará por escrito a los deudores.

¿Quiénes participan en una operación de factoraje financiero?

Básicamente existen tres participantes:

  1. Un proveedor de bienes o servicios que vende a plazo, por lo que se genera una cuenta por cobrar. Al proveedor comúnmente se le conoce como “cedente”.
  2. Un comprador, que se convierte en el “deudor” de las cuentas por cobrar, siempre y cuando reciba los bienes o servicios a satisfacción. El pago lo realizará al vencimiento del plazo pactado.
  3. Una empresa de factoraje o banco, denominado “factor”, que adquiere los derechos de crédito a través de la cesión de las cuentas por cobrar por parte del proveedor “cedente” y que al vencimiento realiza el cobro al comprador “deudor”.

Algunas clasificaciones del factoraje financiero

Existen diferentes formas de clasificar las operaciones de factoraje entre ellas:

Factoraje a clientes

Conocido en inglés como “Seller Centric” justamente porque se promueve, formaliza e implementa a partir de la relación que establece un factor con un proveedor de bienes o servicios. El proveedor requiere capital de trabajo; realiza ventas a plazo y por ello tiene una cartera de clientes sobre la cual quiere obtener financiamiento. El proveedor cede los derechos de cobro al factor, quien le otorga financiamiento basado en dicha cartera.

Factoraje a proveedores

Conocido en inglés como “Buyer Centric” o “Reverse Factoring” porque contrario al Factoraje a Clientes, la promoción e implementación parte de la relación que el factor establece con un gran comprador. El comprador accede a que los proveedores obtengan financiamiento al amparo de una línea de riesgo contraparte que el factor establece.

Factoraje sin recurso

El cliente queda obligado solidariamente con el deudor, a responder por el pago puntual y oportuno de los derechos de crédito transmitidos a la empresa de factoraje financiero.

Factoraje con recurso

El cliente no queda obligado a responder por el pago de los derechos de crédito transmitidos a la empresa de factoraje financiero.

Factoraje Financiero sin recurso vs Préstamos bancarios

Algunos de los aspectos más importantes a considerar cuando se toma la decisión de acudir al financiamiento son; por un lado, generar la menor cantidad de deuda posible y por el otro, identificar las mejores opciones de acuerdo a las necesidades de la empresa y su entorno macroeconómico. A continuación, algunas de las ventajas de recurrir al financiamiento financiero (sin recurso) frente a préstamos bancarios principalmente.

  • Disposición de liquidez inmediata.
  • Externalizar la gestión del cobro.
  • No se generan deudas y aporta un historial crediticio favorable para la empresa
  • Con Flux Financiera: Asesoría financiera, fiscal y comercial.

Esperamos que te haya gustado este post, si quieres saber más sobre Factoraje financiero y cómo puede ayudar a las empresas, déjanos tus datos y con gusto te brindamos asesoría gratuita.